El Templo

Iglesia San Francisco de Asís

I.- Situación.

    El Templo parroquial de San Francisco de Asís de Santa Cruz Tenerife se halla situado en la zona céntrica y baja de la ciudad y muy cerca de su Puerto.

  Su fachada principal comunica con la plazoleta de San Francisco que, a su vez, limita con la calle su mismo nombre. Limita también mediante fachada y puerta laterales, con la calle de Villalba Hervás (antes “del Tigre”).

II.- Origen.

  El Templo de la actual Parroquia fue originariamente la del Convento de PP. Franciscanos que, a instancias del Ilmo. Sr. D. Bartolomé García Ximénez, Obispo de Canarias, se fundo en este lugar el día 3 de Enero de 1677.

    La Iglesia se construyó sobre una primitiva Ermita denominada de “La Soledad”, edificada por el Capitán D. Tomás de Castro Ayala en este lugar (entrada al Barrio del “Toscal”) y cedida por mismo a los Religiosos Franciscanos para la fundación de su convento que llevaría el nombre de San Pedro de Alcántara.

III.- Construcción.

    La construcción de la Iglesia se planeó inicialmente como una amplia nave con dos capillas en forma de crucero. Más tarde se pensaría también en la necesidad de ampliarla con otras dos naves laterales, lográndose la estructura actual. Como fecha de la construcción de la Iglesia, constan los datos siguientes:

  • En el año 1713 se estaba trabajando en la Capilla Mayor y queda terminada de paredes con los dos arcos colaterales par Capillas de la Epístola y del Evangelio en 1785 y acabada en maderas y teja en el año 1.721. El Ilmo. Sr. D. Lucas Conejero de Molina, Obispo de estas islas, contribuyó generosamente a estas obras, construyendo a expensas esta Capilla Mayor de la Iglesia, así como la sacristía y la llamada ”celda episcopal” edificada sobre la sacristía y en la que residió dicho Prelado.
  • En el año 1733 estaban ya levantadas las paredes del cañón de la Iglesia.
  • EN 1738 se puso el pavimento del Presbiterio con cantería de cantería de “Los Cristianos”.
  • En 1742 se levantó la pared de la fachada con ventana que se abre hacia el coro de la iglesia.
  • En 1747 se terminó la construcción del Pórtico de esa fachada principal. Este Pórtico será descrito posteriormente como “sencillo, pero de buen gusto, estilo corintio, formado por dos columnas salomónicas de piedra del país y de una solo pieza”. Sobre la puerta mayor existe una hornacina en que estuvo colocada una efigie, en mármol blanco, de San Pedro de Alcántara con esta inscripción: “Lo dio don Diego Serrano”. Lamentablemente fue sustituida posteriormente, conservan el tronco de la imagen mutilada.
  • Poco después de 1747 quedaría terminada la construcción de la Iglesia del Convento de San Pedro de Alcántara de los PP. Franciscanos de acuerdo con el proyecto original.
  • Mas tarde, en una segunda etapa, Fray Jacobo Antonio Sol, Provincial que sería de los PP. Franciscanos (fallecido en este Convento el 14 de Marzo de 1782) ampliaría la Iglesia con la construcción de dos Naves laterales, edificando también en 1777, la hermosa Torre que hoy se halla enclavada dentro de la edificación de La Audiencia Provincial como lo estuvo entonces dentro de la edificación del Convento Franciscano.

IV.- Algunas características.
  • Sin contar otras dependencias, el Templo tiene una longitud de 39 metros, además de loa 7 metros de Presbiterio, siendo su anchura de 23’50 metros, lo que supone usa superficie 980 metros cuadrados.
  • Está dividida en tres amplias Naves, separadas por columnas muy esbeltas y arcos de toba roja que actualmente se halla recubierta de cal. Al fondo de la Nave central, el Ábside o Presbiterio.
  • Su techumbre interior es un artesonado de madera de tea, según la estructura corriente de nuestras iglesias canarias, recubierta exteriormente de teja.
  • El pavimento de las tres naves y del Presbiterio se compone actualmente de losas de mármol en blanco y negro, siendo de cantería los escalones que dan acceso al Presbiterio.
  • Dos ventanas de medio punto y una tercera redonda, en el centro, se abren en la parte superior de la fachada principal. Otras tres, también de medio punto, se abren en la fachada lateral hacia a calle de Villalba Hervás. Las seis están dotadas de cristaleras artísticas.
  • La Nave central recibe luz a través de diez ventanas rectangulares que, practicadas en la parte más alta de sus paredes, se abren a las cubiertas exteriores de las naves laterales. Otras dos de las mismas características se hallan en el Presbiterio, cegadas actualmente por edificaciones adyacentes.
  • A lo largo de toda la cara interior de la pared de la fachada principal y por encima de sus puertas, se encuentra el Coro de madera de tea, con escalera de la misma madera que arranca de la nave llamada antiguamente de la Epístola.
V.- Parroquia.

    Después de las leyes de desamortización y extinción de conventos, la Iglesia pasa a ser patrimonio de La Diócesis y se convierte durante algunos años en “Ayuda de Parroquia”.

    El día 28 de Julio de 1869, esta antigua Iglesia de San Pedro de Alcántara se convierte en PARROQUIA DE SAN FRANCISCO DE ASÍS por Decreto del Ilmo. Sr. D. José María de Urquinaona, Obispo de Canarias y Administrador Apostólico, Sede Vacante, de la Diócesis de San Cristóbal de la Laguna, siendo su primer párroco Don Domingo González Morales.